Mi foto
Blog de información sobre el mítico bar de Zaragoza, fundado por Valtueña, que tuvo su apogeo entre 1981 y 1983.

EL CULPABLE DE LA MOVIDA

EL CULPABLE DE LA MOVIDA
Josemari (Valtueña), 1981

contacto

bv80.bar@gmail.com
[Para comentarios, vivencias, recuerdos, anécdotas, quejas, fotos o cualquier otra información]
También en facebook

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

domingo, 23 de mayo de 2010

PACO RALLO con "Noches de BV80"


El buen amigo Paco Rallo fue uno de los protagonistas en la presentación del libro "Noches de BV80" en el Centro de Historia, junto a Francisco Ortega, Santiago del Campo, Marisa Lanca y Raúl Herrero. Aquí os dejamos su texto y un par de imágenes del evento.
Gracias, Paco, por estar siempre ahí.


Paco Rallo. Foto: José Vizcaíno

Es un placer estar en este acto con compañeros tan prestigiosos y un honor al ser invitado de nuevo a presentar el segundo libro de Valtueña. Del primero, Pensamientos del mes ante el botellero, tan sólo ha pasado un año.
Este nuevo libro Noches de BV80, es mucho más denso, contiene 1.000 jugosas páginas, que durante cinco años y una larga búsqueda entre las hemerotecas y, sobre todo, a través de las entrevistas que Valtueña y Marisa fueron realizando pacientemente y grabando, según sus criterios, a los personajes más significativos de la etapa del BV80, es cuando nace el interés de escribir este libro imprescindible, de una etapa de nuestra ciudad, de los nuevos movimientos culturales y de las nuevas tribus urbanas que empezaban a surgir en España.
Valtueña se sacudió las zapatillas como los toreros cuando no quieren volver a lidiar en una plaza, porque todo el amor, cariño y dinero que había depositado en montar su arriesgado proyecto, se desmoronó cuando tuvo que cerrar el BV80. Emigró a otro territorio de la Corona de Aragón y residencia Papal, se marchó con trabajo a Peñíscola, comenzando una nueva etapa de su vida intensa y apasionante. Pasaron diez años y muchas situaciones, hasta que decidió volver a su ciudad natal, y es cuando se dio cuenta de que todo el mundo lo recordaba con nostalgia y sobre todo de su maravillosa etapa del BV80. Se sintió querido, más de lo que el podía creerse, y fue entonces cuando decidió recobrar su memoria perdida, salir de la catarsis que le produjo el dejar su proyecto vital e ilusionante que fue el BV80, tuvo fuerzas para renacer como el ave Fénix de las cenizas.
Como hombre tenaz y trabajador que es, fue enterándose de ese pequeño e importante espacio de libertad que había creado en una ciudad hostil y rancia en los prolegómenos de la joven democracia. Como muy bien define el artista Ignacio Guelbenzu en el libro “el BV80 fue el puente que, desde los 70, dio paso hacia la movida de los 80”. Todo estaba por hacer y nuestra generación dio lo mejor de sí misma para propiciar este cambio, a la vez que nos dejábamos la vida, toda un gran generación perdida por estudiar y reconocer. Como muy bien comenta Dionisio Sánchez en su entrevista, “Los políticos nos tenían mucho miedo a los que hacíamos cosas, pero cuando aprendieron se aprovecharon de nosotros”.

Para mí este libro es de máxima importancia, porque reconstruye la memoria de unos años en donde un visionario como Valtueña se adelantó a su tiempo. Está plagado de fechas, de información, de nombres y de anécdotas, de situaciones con sombras y luces e incluso peligrosas, y sobre todo, es importante para mi generación y para las nuevas generaciones que no conocieron esos templos de libertad, como fue el BV80. Está escrito desde las tripas a corazón abierto y con la mente fría, sin tapujos ni complejos. Leyéndolo uno se da cuenta de su generosidad e ingenuidad a la vez, teniendo unos planteamientos envidiables para un joven artista de 25 años, que era la edad que él tenía cuando comenzó la andadura el BV80.

Hace unos días, les comentaba a Valtueña y Marisa que llevaba 500 páginas leídas, y me daba cuenta de que este libro complementa y cierra el círculo de una etapa de nuestra juventud, activa y de vanguardia, y que junto a otras publicaciones donde se han revisado, desde galerías de arte a grupos artísticos, era a mi juicio el libro que faltaba.
Creo que esta publicación será de cita obligada y dará pie a futuros estudios, de arte, música, teatro, poesía y de la cultura de bar, de una generación, en definitiva, la nuestra.

Quiero dar públicamente las gracias al editor de “Libros del Innombrable”, por su valentía y porque creo sinceramente que él mismo se reconoce en la utopía, y a mi hermano Valtueña decirle que ¡a por el tercero compañero!, que todavía nos queda mucho por hacer. Porque en el pasado lo hicimos casi todo, como unos verdaderos héroes y siendo consecuentes con nuestros principios más avanzados dentro de las vanguardias, y lo que tiene más merito, sin ayudas de ningún tipo, por eso fuimos libres y seguimos siéndolo.

Gracias a todos los asistentes a este día tan memorable.

Zaragoza, 12 de mayo de 2010. PACO RALLO

Valtueña, Paco Rallo y Marisa Lanca.
Foto: José Vizcaíno
Votar esta anotación en Bitácoras.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails